Inicio Experiencias cotidianas Jet lag y niños

Jet lag y niños

por Noemi
Consejos para Viajar en Avión con 2 niños

Viajar con bebés y jet lag es difícil pero no imposible.

Viajar con los niños siempre parece complicado, y si además te planteas cruzar usos horarios, hay que añadir a las posibles complicaciones del viaje el temido jet lag.

Yo lo sufro a menudo y la verdad, es, que he conseguido acostumbrarme. También es verdad que nunca estoy suficiente tiempo en un sitio como para acostumbrarme a un nuevo horario.

Los humanos, bebés, niños y adultos, nos regulamos por la luz, por el día y la noche. Nuestro cuerpo nos pide dormir cuando no hay sol y comer a las horas a las que toca. Los ritmos circadianos son los que ordenan a nuestro organismo como actuar y cambiar de horas los vuelve un poco locos.

¿Qué sucede cuando cambiamos de uso horario y de repente tenemos un día larguiiiisimo de 36h o al revés debería ser de día y es de noche?

Normalmente, estás como atontado, irascible, muerto de sueño o insomne, hambriento o inapetente. Algunas veces, se pueden llegar a producir diarreas y vómitos, pero no es lo más frecuente. Yo creo que eso es más por el cambio en la comida que otra cosa.

Lo más recomendable es descansar, beber mucha agua(embotellada por si las moscas)y llevar una dieta ligera. Nada de comidas copiosas, que nos harán sentir más pesados y somnolientos.

Investigando por la red, he leído las dos cosas; que a los niños les afecta mucho y que los niños son los que mejor lo llevan. Yo en mi opinión creo que todo depende.

A los bebés chiquiticos no creo que les afecte mucho, la verdad. Ellos aún llevan su ritmo. Y como aun escuchan sus instintos, no son tan sociales como los adultos, dormirán cuando tengan sueño y comerán cuando tengan hambre.

Cuando son más mayorcicos, creo que hay que escucharlos un poco más de lo acostumbrado. Si no tienen hambre, que no coman. Pero muy importante, importantisimo que tomen muchos líquidos, agua, zumos, tetica o lo que quieran. Por supuesto nada de cafeína o excitantes!! EL café para los papás que lo necesitaran seguro. Es más que probable que los primeros días de las vacaciones, están de fiesta a las 4 de la mañana por ejemplo. Puede que estén tontorrones, y como vosotros también, será duro no perder la paciencia rapidísimo. Así que habrá que contar 10000001,100000002,10000003….

A la vuelta de las vacaciones, intentar no apurar con la rutina diaria, es decir, que es muy probable que tarden unos días en acostumbrarse a su viejo horario. Ir despertandolos poco a poco e intentando que se acuesten cada día un poco antes.

Pero imaginaos, que si los mayores lo llevamos regular y sabemos lo que nos pasa. La sensación tan extraña que deben de tener ellos.

Yo aun no he cruzado el charco con el enano, os mantengo informados de primera mano cuando tengamos vacaciones.

Tambien te puede interesar

Escribe un comentario

En nuestro blog sobre maternidad usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Esperamos que estés de acuerdo, si no ¡esperamos volver a verte pronto! Si, ¡todo OK! Leer mas