All posts tagged Carlos Gonzalez

Entrevista a carlos gonzalez: Horarios y sueño de los niños.

Bueno, y esta es mi parte favorita…el diablo duerme en mi cama!!! Me encantan las respuestas…A la pobre periodista creo que le dió un dios mio…jeje

Espero que lo disfruteis…yo lo leo con medio sonrisilla en la boca.

Dice que acostumbrar a los niños a un horario no tiene ninguna ventaja.

No, y además sería un serio problema, porque si lo acostumbras a desayunar a las siete, ¿qué pasa el domingo? Tú quieres que el domingo desayune a las 9.30. El otro día me contó una madre que en la guardería donde iba a llevar a su hijo un mes más tarde le dijo la directora: “Es muy importante que los niños tengan un horario fijo”. Y la madre respondió: “Sí, eso ya lo hago bien porque mi hijo siempre come a las dos”. “Ah, no, pues eso lo tienes que cambiar porque aquí se come a la una”.  Así que el horario es bueno para el que lo pone, no para el niño.  Claro. Si fuera tan importante el horario del niño, se acomodaría la guardería en lugar del pequeño.

Tampoco cree en la teoría de que si el bebé duerme mal es porque está mal criado.

No, salvo en el sentido que se considere malcriar. Pegar bofetones es criarlo mal. Abandonar a un niño, no hacerle caso, es malcriar. Un niño al que por la noche no hacen caso, no consuelan y no atienden pues es posible que duerma mal. Un bebé se despierta cada dos horas para comprobar si su mamá está. Si es así, se vuelve a dormir, y si no, llora hasta que mamá viene.

¿Está diciendo que el método Estivill, basado en dejar llorar al niño es un caso de maltrato?

No maltrato en el sentido de pegar o hacer daño, pero no está bien. No me gustaría que me tratasen así. Imagina que estás en el hospital con una pierna enyesada, llamas al timbre y la enfermera no viene. Se asoma a la puerta y te dice: es de noche, tienes que dormir de un tirón, adiós. Pues no dirías que en ese hospital te tratan bien.

Pero si el enfermo es un pesado que no para de tocar al timbre para llamar la atención… ¿o no hay bebés así?

Es que a los bebés sí les pasa algo. A un niño que está llorando lo coges en brazos, le dices unas cuantas cositas y se calma.

Caso práctico: mi hijo de cinco años viene a las cuatro de la madrugada a nuestra cama. ¿Qué hacemos?

Nada, salvo un hueco. Es lo más cómodo que se me ocurre.

A él también le parece lo más cómodo.

¿Qué otras soluciones hay? Irse a dormir con él requiere más esfuerzo. A los padres les han hecho muy difícil el sueño de los niños. Nuestros abuelos ni se lo planteaban, ha empezado a ser un problema cuando los padres han considerado que es obligatorio que duerman en otra habitación.

Entrevista a Carlos Gonzalez: Lactancia.

Considera que dar el pecho es mano de santo, vale para todo.

Para casi todo. Los niños no siempre lloran por hambre, no siempre que piden el pecho es por hambre. El pecho va bien para cuando se despierta por la noche, está despierto y no sabe por qué.

¿Hay que dárselo a demanda y el tiempo que quiera?

El tiempo que madre e hijo quieran. Lo importante es que cada cual pueda decidir, porque en esto hay un poco de discriminación, porque hay madres que deciden dar el pecho y hay madres que deciden dar el biberón, cada una toma sus decisiones. Pero nunca he oído a una madre que intente dar el biberón y fracase, ni que el médico le dijera: “No hay que ser fanáticos, si rechaza el biberón dale el pecho que también se cría”.

Pero es más fácil compaginar el biberón que el pecho cuando la mujer trabaja.

Sí, pero es que llevamos una vida un poco arrastrada. Tradicionalmente siempre se ha dicho que trabajabas para dar de comer a tus hijos, y ahora resulta que dejas a tus hijos para irte a trabajar. Si lo importante en esta vida es cuidar a nuestros hijos, todo lo demás está supeditado a eso.

Ese recado también irá destinado a los padres.

Claro, a todo el mundo. Y así ha sido siempre, en la Edad Media un campesino no decía: trabajo para hacerme rico o trabajo para realizarme como persona, sino para darle de comer a los hijos. Ahora parece que trabajar es un bien en sí mismo y, si nos sobra tiempo, cuidamos al niño.

Entrevista a Carlos Gonzalez : Alimentación infantil.

Carlos Gonzalez, pediatra aragonés, ha publicado un nuevo libro. “ENTRE TU PEDIATRA Y TU”

Con motivo de esta publicación le han hecho una entrevista en prensa. Mi sensación al leerla, es que la periodista, mientras lo entrevistaba, debía de estar levantando una ceja…jeje o las dos!!
Ella habla de la “peculiar” visión del pediatra..yo diría más bien que la peculiar igual es ella??? Con todo mi respeto..por supuesto!!

Os voy a ordenar por temas conflictivos las preguntas de la periodista y las respuestas del Dr Gonzalez.

Espero que ayude a alguna madre a la que le ponen la cabeza como un bombo cada vez que hace cosas que “no son lo normal”

La entrevista:

El libro ‘Entre tu pediatra y tú’ recoge la peculiar visión de este médico de Zaragoza sobre la atención infantil y los consejos que ha dado a cientos de madres.

Tras leer sus tesis, da la impresión de que el bebé es como el cliente, que siempre tiene la razón.

En realidad, sí, según va creciendo se le quita un poco, pero el bebé solo pide cosas razonables. Un niño mayor a lo mejor llora porque quiere un bicicleta, pero un bebé solo llora para que le cojan en brazos. Quiere el cariño y el amor de sus padres.

Se pregunta si creemos que los reformatorios y las cárceles están poblados de personas a los que cogieron demasiado en brazos. Es una forma de verlo.

Cuando doy conferencias me gusta hacer una pequeña encuesta: ¿A cuántos de los padres y madres presentes les ha dicho alguna vez un profesional sanitario que no cojan a su hijo en brazos? ¿Y cuántas veces les han dicho que pongan tapones de seguridad a los enchufes para que el niño no meta los dedos? Parece que el mayor peligro que corre un bebé es que lo cojan en brazos. Insisten más en eso que en que le vacunen.

Respecto a la alimentación, defiende que no hay que obligarles a los niños a comer.

Jamás.

¿Por qué?

Porque es innecesario, contraproducente y peligroso. Innecesario porque todos los niños comen lo que necesitan. Contraproducente, porque la mayoría de los niños lo que hacen es enfadarse muchísimo y comer todavía menos. Y peligroso porque algunos pobrecicos son tan buenas personas que si ven que sus padres insisten, por no llevarles la contraria comen de más, y en este momento tenemos una epidemia de obesidad infantil en España. Y la obesidad infantil es debida a que los niños comen demasiado, no tiene otra explicación.

¿Queremos que coman como adultos?

Mucho más que adultos, porque la típica papilla infantil que se da a bebés de seis meses, de media pera, media naranja, media manzana y cuando viene la abuela una galleta María, eso se lo dan a niños de seis kilos. Es decir, yo tendría que comer doce veces esa cantidad. ¡A ver cómo me como yo seis peras, seis naranjas, seis manzanas y doce galletas María!

Sí defiende que se les acostumbre a comer de todo.

Que se les ofrezca la comida normal de la familia, que es el objetivo, que vaya aprendiendo a comer normal. Luego te encuentras a muchos padres que se quejan de que niños de dos y tres años solo comen triturado. Es que había que empezar mucho antes, si no se les pasa las ganas, los niños a los seis, los ocho y los nueve meses están deseando llevarse a la boca comida normal. A los bebés les encanta probar de todo, de hecho se comen hasta las llaves del coche.

Por que opinar es gratis??

Yo creo que para opinar deberiamos de pagar algo, no se aunque sea simbólico..10 centimos. Os aseguro, que yo estaría forrada y arruinada…jeje.

Esta reflexión viene al acoso verbal que he presenciado en el supermercado haciendo la compra. Había una madre con su bebé recien nacido y estaba rodeada de otras mujeres que parecían un grupo de hienas atacando a su victima.

Doy por supuesto siempre que con toda la buena intención del mundo!!!!

Bueno, pues los comentarios eran dignos de publicar en el blog…

La made primeriza comentaba que cada vez que le daba tetica, se le dormia al pecho y que al dejarlo en el capazo su bebé se despertaba y tenía que darle de mamar otra vez para que se calmara….

Las que teneis hijos y les habeis dado el pecho, sabeis que esto es LO NORMAL!!!!! Envidio mucho a esas madres con bebés dormilones que los pueden mover y no pasa nada, nunca fue el caso con mi hijo.

Pues una de las espontaneas, le metía la bronca….en lugar de animarla. Diciendole que de dormir en brazos o en la teta nada!!! Que tiene que acostumbrarse desde que nace a dormir solo, que luego se mal acostumbran…!!!

Me gustaría saber si ella está mal o bien acostumbrada. Dormirá en el salón mientras su pareja duerme en la cama, o tiene dos camas y esta super bien acostumbradisima a dormir sola? Que por lo que se ve es lo más sano para el ser humano!!!

A mi se me ponen las verdas del cuello gordídimas cuando veo estas situaciones, porque me recuerdo a mimisma indefensa luchando contra corriente, y me sale el taliban que llevo dentro y unas ganas de callar bocas…que si me costara un centimo tambien me hubiera arruinado…claro.

Menos mal que otra de las espontaneas le ha dado un consejo que a mi me repite mi madre todo el tiempo y que razón tiene…” Solo es así una vez en la vida, cógelo y mímalo todo lo que quieras que crecen enseguida

Disfruta de tu hijo y escucha tu instinto!!!

Entrevista a Carlos Gonzalez en el Mundo

La entrevista prometida, alguien más sale del armario?

ENTREVISTA AL PEDIATRA CARLOS GONZÁLEZ, EXPERTO EN LACTANCIA

‘La edad normal del destete debe de estar entre los dos años y medio y los siete’

‘Nuestra sociedad no lo admite, pero el destete es siempre una pérdida para la madre’

Advierte que el mayor problema de las madres lactantes es la presión social

‘Si salieran todas del armario nos daríamos cuenta de que son muchísimas’

YAIZA PERERA

MADRID.- Ser padre no es fácil, pero es, sin duda, una de las aventuras más gratificantes que te regala la vida. Por esa razón quizás, son tantos los que emprenden ese camino. Y la mayoría lo hace a ciegas porque el bebé, ya se sabe, no viene con manual. ¿Pero… hace falta? Carlos González, autor de ‘Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor’, asegura que no. Simplemente hay que dejarse guiar por el instinto, el respeto y el amor.

Con humor e ironía, este pediatra zaragozano ha ayudado a desdramatizar las situaciones que pueden resultar más complicadas durante la crianza (sueño, comida, la educación…añadan ustedes a la lista), pero, por encima de todo, ha tratado de combatir la cultura del biberón que comenzó a imponerse hace tres décadas contra la propia naturaleza humana. Es fundador de la Asociación Pro Lactancia Materna de Cataluña, donde ha desarrollado su vida profesional, imparte cursos a profesionales sanitarios, es miembro del Consejo de Asesores de Salud de La Leche League International y autor de numerosos artículos sobre la lactancia.

La leche materna es para él, como tituló un libro en 2006, ‘un regalo para toda la vida’…y sin fecha de caducidad. Enemigo de las etiquetas, Carlos González rehuye del término ‘lactancia prolongada”. “No me gusta esa palabra porque da la sensación de que las madres se han pasado. Depende de lo que considere cada uno normal. Actualmente, más de un año o más de seis meses es prolongado, pero estudios antropológicos apuntan a que la edad normal del destete en el ser humano debe de estar entre los dos años y medio y los siete”.

“Hace 25 años-recuerda- lo normal era dar el pecho tres semanas y llegar a los tres meses era una heroicidad”. La realidad social entraba en contradicción con la científica, la que le mostraban los libros a ese entonces recién licenciado por la Universidad Autónoma de Barcelona. “Si la lactancia era magnífica, ¿por qué nadie lo hacía?”, se preguntaba. Era la profunda huella que había dejado el “cambio sociológico que se había producido a principios del siglo XX, con la incorporación de la mujer al mundo laboral, por la fe en el progreso que hacía creer que la leche artificial era mejor que la de la madre y por la publicidad”.

Su grata experiencia personal con la lactancia, el hecho de que su esposa le diera el pecho a sus tres hijos – hoy en día ya universitarios- le convenció aún más de la necesidad de “promocionar” esta práctica, de ayudar a madres y profesionales sanitarios a recordar lo que ya está escrito en los genes de los mamíferos. Comenzó su tarea con la confianza de que “se produciría un aumento gradual y general” en la lactancia materna, pero no ocurrió así: “un importante porcentaje de madres no logra pasar de unas semanas y una pequeña cantidad pasa de los dos años”.

“Durante muchos años hubo una fuerte publicidad de que la leche de la madre era mala y la gente se convenció -explica este catalán de adopción. Y es un mito que se ha extendido mucho. “Las madres se dejan convencer de que sus hijos se pueden morir de hambre y encima ven en la etiqueta de la leche artificial que es parecida a la leche materna”. El resultado de esta combinación suele ser el destete temprano.

Actualmente, “se ha roto la cadena de transmisión de la información porque ahora las madres se encuentran que sus madres no dieron el pecho porque no pudieron o no quisieron. Pensaban que era retrógado y no quieren que sus hijas caigan en eso. La madre que lacta no encuentra apoyo”. De ahí, asegura, la importancia de la adecuada formación de los médicos y la existencia de grupos como La Liga de la Leche, que ofrecen ayuda práctica a las madres para que puedan dar el pecho. “El cambio se produce por la difusión de conocimientos y de experiencias”. Y ese cambio, se felicita, comienza a vislumbrarse: hoy en día se está “volviendo a lo que hacían nuestras bisabuelas”.

Pero este camino aún no resulta fácil de emprender. “Sin duda, el mayor problema al que se enfrentan las madres que desean prolongar la lactancia es la presión social. Si salieran todas del armario nos daríamos cuenta de que son muchísimas. Hay que respetarlas”, reclama Carlos González. Y esta consideración hacia la mujer, pero también hacia los hijos parece ser la máxima que guía a este pediatra. Y desde esa capacidad para ponerse en la piel del otro, quizás el secreto que esconden las páginas de sus libros, deja en el aire una reflexión: “nuestra sociedad nunca lo admite, pero el destete es siempre una pérdida para la madre”.

CONDUCTISMO EN BEBES


El conductismo en la practica estudia al hombre como una maquina.
John B. Watson (1878-1958), fue el representante más importante de este movimiento. Estaba convencido que estudiando el comportamiento de los animales se podía ignorar a la conciencia y se decidió a hacer lo mismo con seres humanos. Este cientifico pensaba que la conducta es lo único real, objetivo y práctico en tanto que la conciencia es abstracta y fantasiosa. Este punto de vista tuvo repercusiones en el ámbito de la crianza de los niños, la educación, la publicidad y la organización social. En los Estados Unidos (que parece siempre el maximo modelo a copiar), gran parte de la teoría del aprendizaje es conductista y en todo el mundo la publicidad y el marketing se basa en técnicas conductistas así como la mayoría de los tratamientos para el control de las adicciones.
He conocido una pagina que lidera todas las tecnicas de conductismo que he conocido hasta ahora, se trata de diaper free baby, donde se aboga por que los bebes aprendan a controlar los esfinteres incluso antes de aprender a andar. En la portada de la pagina escriben: “El proceso (de enseñar a los bebes el control de esfinteres) supone una observacion de las señales y los signos del bebe, proporcionando sonidos en el momento adecuado y asociaciones del lugar donde evacuar, y este metodo puede seguirse con o sin pañal”, a esta tecnica la llaman practicing EC (practicando eliminacion-comunicacion) Resumiendo un poco, la tecnica que aconsejan es colocar al bebe en un orinal, o en el retrete, cuando sospeches que le toca hacer pis o caca, una vez colocado en el orinal o retrete, sugieren hacer un sonido que el bebe relacione con hacer pis o cada”. Incluso han editado un libro que ha vendido mas de 50.000unds en EEUU.
No os parece de locos que un bebe con 5 meses tenga que aprender a hacer pis o caca en un retrete? Pues por lo visto a esta asociacion les parece de lo mas normal.

Visit Us On FacebookVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On Twitter